martes, 6 de mayo de 2008

Algunos ejemplos de canciones para educación infantil

Estos son algunos ejemplos de canciones para infantil, susceptibles de ser usados en clase. Todas las canciones que siguen pueden -y deben- ser tratadas por el maestro o maestra de infantil, de manera que se incorporen instrumentos de percusión (corporal o pequeños instrumentos orffianos) e, incluso, otros instrumentos que pueden ser tocados por el maestro.
Las canciones muestran un orden lógico en su aparición, pues tratan las melodías según su grado de dificultad.

En "El pino verde" se presenta una melodía bitónica, con las notas "sol" y "la".


El bitonismo de la canción anterior se ve ampliado con la aparición del "mi", para crear una melodía tritónica, como es la de "Aserrín-aserrán".


Nuevamente se vuelve a ampliar la paleta melódica usada, ahora con la aparición de una cuarta nota, el "do" en la canción "Repican las campanas". Con la aparición y uso de estas cuatro notas, "do", "mi", "sol" y "la", es posible la elaboración de canciones tanto en la tonalidad de Do Mayor como en la de La Menor.


La canción "Rataplán" es un nuevo ejemplo del tratamiento anterior de la melodía.


Volvemos a dar un paso adelante en la elaboración melódica de las canciones para infantil. En este caso el avance viene dado por la aparición de un compás de división ternaria. Hasta ahora hemos trabajado con división binaria, pero en "Los patitos" trabajamos un compás de 3/4 tan típico de nuestro folklore.


Otro ejemplo de lo anterior: "Vamos borriquito".


La aparición del "re" completa el ciclo para el tratamiento pentatónico de la melodía. Su introducción es delicada por lo que debe tratarse sin demasiada dispersión. De ahí que, en la canción "Contar los dedos" sólo se establezca el intervalo "do-mi" para insertar en él.


La canción "Mariposa revoltosa" es un ejemplo de canción "pentatónica" dentro del más puro estilo de la pedagogía musical clásica.

Un nuevo ejemplo de canción pentatónica: "Tararí-tarará".


Las tres canciones siguientes siguen trabajando la escala pentatónica, concretamente la de "do". No se debe ampliar en infantil el estudio de dicha escala. Los límites que establece relacionados con la tesitura, el ámbito y los intervalos que en ella se desarrollan son adecuados a esta etapa educativa y se prorrogan a la educación primaria. Las tres canciones siguientes "Caballito de cartón", "Canción matinal" y "El sol" quedan dentro de ese ámbito de actuación.



1 comentario:

Sergio Aschero dijo...

La Numerofonía de Aschero, se basa en las ciencias matemáticas (geometría y aritmética), en la óptica, en la acústica y en la lingüística, lo que lo hace muy claro y comprensible hasta para niños desde los tres años de edad, en absoluta contraposición con el sistema tradicional de notación musical.
Utiliza formas geométricas y colores para los más pequeños y a medida que van avanzando en edad y en su aprendizaje, el sistema va incluyendo números enteros y fraccionarios, acompañando al niño en su desarrollo escolar de manera simultánea a su formación académica.
Es un sistema lógico que permite que todos, pero todos sin excepciones, puedan leer, escribir, interpretar y crear música, culta o popular, incluyendo a adultos, adolescentes, niños y personas con capacidades especiales, sin tener que caer en el absurdo de los bemoles, sostenidos, claves, o tantos otros signos anacrónicos que integran el sistema de notación, para que todos aquellos que aman la música, puedan disfrutarla activa y participativamente, y no tan sólo el 5% de la humanidad, que es lo que ocurre estadísticamente, lo que demuestra el altísimo nivel de analfabetismo existente.
Por cierto que hay quienes en su deseo de mantener posiciones de elite, pueden oponerse a este cambio revolucionario, pero este código no está dirigido a quienes ya leen música, sino a ese 95% de personas que no lo han logrado con el viejo sistema, incluyendo a un gran número de músicos populares.
Oponerse a la Numerofonía de Aschero es oponerse a Pitágoras, a Galileo, a Newton. . .
El objetivo de la investigación del doctor en musicología Sergio Aschero es mejorar la relación entre la música y la gente, a partir de la recuperación de la unión entre la ciencia y el arte, tal como ocurría en la Academia de Atenas de la Antigua Grecia cuando la música era una de las ciencias matemáticas, junto a la aritmética, la geometría y la astronomía.
Se debe hacer todo lo necesario para que perdure lo verdaderamente profundo, como es la música creada en todas las épocas y en todas las culturas, y no jerarquizar lo superficial, como es atarse a formas vetustas y a signos obsoletos, que se han demostrado absolutamente ineficientes en la alfabetización musical de la mayoría de las personas.
Este lenguaje ha sido certificado por lo Ministerios de Educación de España e Italia como alternativa al sistema tradicional de notación.
Si les interesa, desearía tener un contacto con ustedes con el fin de profundizar sobre el tema.

Mis datos:

Sergio Aschero
Doctor en Musicología

http://www.ascheropus.com.ar
sergioaschero@gmail.com